Merece la pena

Merece la pena

Solo concibo el trabajo policial como una labor de equipo en la que todos somos importantes: no hay nadie imprescindible, pero nadie es prescindible. Es esta una lección que aprendí en mi primer destino, en el País Vasco, donde me di cuenta de que cualquiera me podía salvar la vida y de que todos somos especiales por algo y en algo.

Este trabajo en equipo es fundamental sobre todo en el ámbito de la violencia de género, doméstica y sexual, donde las víctimas son el principal objetivo. Estoy convencida de que la fórmula para mejorar nuestros procedimientos y ganar en calidad, dando un mejor servicio, pasa por el compromiso y la capacidad de adaptarnos al medio y a las necesidades de las víctimas, en función de las múltiples circunstancias que se nos plantean (la singularidad de aquellas, los fenómenos emergentes, las modificaciones legislativas, los recursos humanos y materiales…).

A mi juicio es muy importante que concibamos el trabajo policial en materia de violencia de género, doméstica y sexual como parte de un tratamiento global e integral de atención a las víctimas, tratamiento al que la Policía Nacional aporta mecanismos de prevención, asistencia, investigación y represión del delito, protección de las víctimas y seguimiento y control de los casos.

Nosotros solos no podemos dar solución a los problemas que nos plantean las víctimas en materia de violencia de género, doméstica y sexual, pues su problema ni empieza ni termina con la denuncia. En efecto, las víctimas necesitan sentirse empoderadas, arropadas y acompañadas en el proceso, y para ello es necesaria una buena coordinación y colaboración entre los servicios policiales especializados (como las diferentes unidades de atención a la familia y mujer) y el resto de operadores asistenciales, sanitarios, docentes y jurídicos.

Los policías debemos esforzarnos en conocer los recursos públicos y privados que existen a disposición de las víctimas para una correcta derivación, y no podemos olvidar la importancia para nuestro trabajo de la detección e investigación que realiza el tercer sector: donde no llega la Administración, llega el movimiento asociativo. Las ONG son, en muchas ocasiones, los únicos aliados de las víctimas, los únicos que conocen los dramas humanos que están sufriendo.

Creo que un buen policía es aquel capaz de llegar al corazón del ciudadano y de satisfacerle con su profesionalidad, con su buen hacer, con su eficiencia; el que muestra interés por su trabajo, se forma en materias específicas y resuelve conflictos gracias a su imaginación e inquietudes. Por eso cada día es especial, sorprendente y diferente en nuestro trabajo. Si os soy sincera, esto es lo que más me ha motivado a trabajar durante tantos años en «La pringue», que es como denominamos al área de Policía Judicial.

Ser policía es gratificante porque nuestro compromiso se ve recompensado de forma explícita. Y con independencia de los reconocimientos profesionales, según mi experiencia con las víctimas, lo mejor, lo que más te llena, es la percepción de ese sentimiento de gratitud en esa lágrima, en esa mirada, en esa sonrisa, en ese abrazo, en ese adiós emocionado, o en cualquier muestra de afecto de quien se ha sentido ayudado por ti para salir de una situación complicada. Solo por ese sentimiento merece la pena ser policía. Para vivir y compartir experiencias humanas que te hacen crecer como persona, sentirte importante y ser feliz con tu trabajo.

Nadie nace siendo policía, todo se puede aprender y el movimiento se demuestra andando. Os lo digo yo, una veterana que ingresó en 1980 en la Escuela Superior de Policía de El Escorial, con 20 años y sin ningún título universitario.  A base de esfuerzo y tesón, y con el apoyo de mi familia, he logrado disfrutar de mi vocación y me he empeñado en nuevos retos que aún me motivan, y por los que espero a gente como vosotros para integrarla en mi equipo y aprender de sus aportaciones.

¡Ánimo!

Elena Palacios

0 comentarios

Escribe tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

 Suscríbete a nuestra newsletter