Rellena el formulario y NOSOTROS TE LLAMAMOS

Nombre*

Apellidos

Correo electrónico*

Teléfono*

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce este código: captcha

Carretera de Canillas 142
28043, Madrid.
info@ocsgrupo.com
917 634 751


 

 
 

Mari Luz, siempre con las víctimas

Mari Luz, siempre con las víctimas

Hay policías con aspecto de tipos y tipas duros, hombres y mujeres de acción, de los que dan la impresión de que te pueden inmovilizar en menos de cinco segundos. Hay policías con pinta de chicos y chicas muy aplicados, de esos que son capaces de detectar un indicio de corrupción entre un millar de columnas de Excel plagadas de cifras y signos. Hay policías con esa mirada y ese olfato que pueden encontrar el detalle que nadie ve en una escena de un crimen o identificar a un atracador del que solo han visto la borrosa imagen de su oreja en las grabaciones de una cámara de seguridad. Y también está Mari Luz.

Mari Luz es policía, porque nunca se planteó ser otra cosa. Hija y hermana de policías, lleva tres décadas en el cuerpo y desde 1995 es oficial. Coqueta, no revela su edad, habla con pasión de su trabajo desde que comenzó a llevar placa y uniforme. Primero, como tantos en los 80, destinada en el País Vasco, y después en el puesto en el que hoy continúa: persiguiendo a violadores y agresores sexuales en la Brigada de Policía Judicial de Madrid. Un destino que le permite disfrutar de lo que más le gusta de su profesión, “ayudar a las víctimas: “Me hice policía y sigo siendo policía porque me encanta ayudar a las víctimas, tratar con ellas…”

En su unidad saben que nadie mejor que Mari Luz para obtener información de la víctima de un delito sexual. Sus compañeros y sus jefes –ninguno lleva tanto tiempo como ella en la especialidad- la avalan: “Nadie empatiza con las víctimas como ella, especialmente si se trata de niños. Saca de las víctimas lo que nadie es capaz de sacar”. Por eso, fue ella la primera que acudió al hospital La Paz para tratar de recopilar datos de una de las víctimas de Antonio Ángel Ortiz, el pederasta de Ciudad Lineal, el depredador que secuestró a tres niñas hace cuatro años y que pudo ser detenido, entre otras cosas, gracias a la riqueza de las descripciones de la niña explorada por Mari Luz. A la veterana policía se le iluminan los ojos cuando habla de ese caso y se refiere a la víctima como “mi niña”. “En el juicio del pederasta volví a llorar recordando lo que me dijo mi niña…”

Mari Luz tiene su propia niña, una mujer ya de 22 años, que llevaba en su barriga cuando perseguía a uno de los mayores agresores sexuales de la historia de Madrid, el violador de Pirámides: “Estaba haciendo tronchas (esperas) embarazada de ocho meses…” Finalmente, Arlindo Carballo, el violador de Pirámides, fue detenido y condenado a más de 500 años por una treintena de violaciones.

Mari Luz es una de las policías que mejor conoce el dolor. El infinito dolor que sufren las víctimas de una agresión sexual. Su trabajo es explorar entre ese dolor para entresacar un dato que sirva a los investigadores: un lunar, una cicatriz, un deje en la voz… “Yo lo que quiero es pillar el malo, claro que sí, pero lo que me interesa por encima de todo son las víctimas”. Por delante de Mari Luz han pasado las víctimas del violador de Pirámides, del violador del búho, del violador del Mono. “Yo soy muy llorona, así que imagínate cómo lo paso en este trabajo, pero este es mi trabajo y no lo cambiaría por nada. Este trabajo es sacrificio, empatía, sufrimiento y hasta dolor. Dolor físico por trabajar muchas horas y no siempre en las mejores condiciones y dolor emocional por las personas.”

Mari Luz sigue en su destino, conociendo más dolor y llevándose alguna alegría: “Lo mejor de este trabajo es, sin duda, cuando acaba todo y una víctima te da las gracias”.

 

Manu Marlasca

 

Sin comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies