Rellena el formulario y NOSOTROS TE LLAMAMOS

Nombre*

Apellidos

Correo electrónico*

Teléfono*

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce este código: captcha

Carretera de Canillas 142
28043, Madrid.
info@ocsgrupo.com
917 634 751


 

 
 

Consejos para estudiar en verano la oposición

estudiar en verano

Consejos para estudiar en verano la oposición

Cuando llega el calor, las tentaciones que el opositor debe evitar se multiplican. Los amigos están de vacaciones, parece inevitable pasar tiempo en la playa o en la piscina, el calor no permite rendir como de costumbre… Sin embargo, este es un momento decisivo para cumplir tu sueño. Por eso os vamos a dar unos cuantos consejos para estudiar en verano y que, sin duda, os llevarán al apto

Ten en cuenta que en estas fechas tienes una oportunidad de oro para sacar ventaja a los opositores que se relajan en esta época del año. Por lo tanto, debes ser tan disciplinado como siempre (¡o incluso más!). Sabemos que es duro estudiar en verano; sin embargo, se trata de una situación con fecha de caducidad: la recompensa llegará a medio plazo y te durará toda la vida.

Estudiar en verano la oposición te llevará al APTO

 

Organízate y aprovecha las horas más frescas del día estudiando: las primeras de la mañana son las más adecuadas para memorizar. Con este objetivo, establece una rutina de trabajo y cúmplela pase lo que pase; el resto de la jornada lo podrás aprovechar en tu «opo-ocio» de esta manera.

Es muy importante que mantengas de forma apropiada el lugar donde vas a estudiar en verano. Ten por seguro que las temperaturas altas provocan que nos cansemos más y rindamos menos. Si en tu casa el calor impide que te concentres, no dudes en desplazarte a una biblioteca pública cercana a tu domicilio. Otra posibilidad de la que dispones es estudiar al aire libre, ya sea en la piscina o en la playa. Así, saldrás de casa, cambiarás de ambiente y aprovecharás para tomar el aire mientras repasas o haces test, lo que te vendrá muy bien.

Gracias a las nuevas tecnologías podemos desplazarnos sin ir cargados de libros y otros materiales, pero apaga el teléfono móvil mientras estés estudiando: trata de evitar a toda costa las distracciones o no serás capaz de concentrarte y estudiar en verano. Solo puedes conectarte a las redes sociales en los periodos de descanso. Estos periodos son tan importantes como el propio estudio, ya que consolidan los conocimientos adquiridos. Por eso, debes tenerlos en cuenta en tu rutina. Además, tanto el tiempo que dedicas a dormir como los hábitos que desarrollas en relación con el sueño son fundamentales para la memoria.  Esto quiere decir que tienes que dormir solo las horas necesarias, ya que una descompensación —sea esta por exceso o por defecto— provocaría efectos nocivos en tu cerebro, lo que afectaría negativamente a la memoria y no te ayudará a estudiar en verano.

Otro de los factores esenciales de los que te tienes que ocupar para estudiar en verano es la alimentación. La ansiedad y el estrés se manifiestan en ella, sobre todo durante estos meses. Las comidas ricas en grasas saturadas calman la ansiedad, y sentirás tentaciones de abusar de ellas, ¡no lo hagas! Puedes permitirte un capricho muy de vez en cuando, pero este tipo de alimentación afecta de manera negativa a la memoria y, por consiguiente, al estudio. Ten cuidado: el consumo excesivo de cafeína, azúcar, bebidas energéticas y grasas trans tiene como consecuencia un mayor agotamiento y un menor rendimiento intelectual. No te fijes solo en lo que comes, porque también es importante la manera en la que lo comes. Por ejemplo, si no desayunas, no tendrás los niveles óptimos de azúcar y proteína, que son nutrientes imprescindibles —sobre todo en las primeras horas del día— que ayudan a evitar la degeneración del cerebro. Además, recuerda que las pruebas físicas están a la vuelta de la esquina, por lo que es fundamental que te mantengas en forma. En definitiva, tienes que distinguir entre la ansiedad por el picoteo y la auténtica hambre.

Es evidente que merece la pena sacrificarte y estudiar en verano para disfrutar tranquilamente del resto de los veranos de tu vida sabiendo que has alcanzado tu sueño. Bajar la guardia y perder tiempo de estudio, cometer excesos en la alimentación o descuidar las horas de sueño te perjudicaría de forma irremediable. Aprovecha mientras otros opositores se despistan: la oposición se saca en verano.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies