Rellena el formulario y NOSOTROS TE LLAMAMOS

Nombre*

Apellidos

Correo electrónico*

Teléfono*

He leído y acepto la Política de privacidad

Introduce este código: captcha

Carretera de Canillas 142
28043, Madrid.
info@ocsgrupo.com
917 634 751


 

 
 

El tiempo entre oposiciones. El show debe continuar.

El tiempo entre oposiciones. El show debe continuar.

Tras conocer la “nota de corte”, donde el Tribunal calificador de una oposición publica la puntuación válida mínima para el apto, comprobé dolorosamente cómo algún@s de los que habéis trabajado muy duro durante el año habéis quedado fuera del proceso para ser Inspectores de Policia (lo mismo para Escala Básica) . Os escribí a algún@s de vosotros para animaros a continuar. Sé lo difícil que es recibir la noticia del “No apto” en oposiciones tan exigentes, en las que nos jugamos nuestro futuro en cada una de las pruebas. Esa sensación de vacío e impotencia que te queda en tu interior, pensando: ¿Por qué yo, con todo lo que he trabajado? ¿Por qué no me merezco aprobar?

El año anterior a mi aprobado, recibí la noticia por teléfono. Estas experiencias nunca se olvidan. Trabajaba ya en la BIT y me había pedido la semana siguiente a realizar el test para seguir estudiando. Tienes que continuar dando el 200 por cien sin saber si te has quedado fuera del proceso selectivo.

Entonces sonó el teléfono. Un compañero me llamó para decirme que había estado pendiente de la publicación y que me había quedado fuera por fallar una pregunta del test. En ese momento, con el cansancio y los tres años que llevaba ya de sacrificio y trabajo, creí morir. El corazón se me partió en dos. “No puede ser”, pensé. No lo merezco. Es injusto. Me senté en el suelo con las rodillas dobladas, las abracé y me puse a llorar como una niña pequeña, desconsolada. En ese momento, no hay consuelo para la rabia, el dolor y la impotencia.

Mi madre, que tienen un radar para sentir cuándo sufren sus hijos, entró en la habitación. Ese año había perdido peso y tuve un problema de piel fastidioso por el estrés. Mi miró y dijo: “Realmente, ¿necesitas pasar por todo esto, hija, con el sufrimiento y el estrés físico que te está generando?  Sí, mamá, quiero ser Inspectora, es mi sueño y tengo que conseguirlo”.

Preocupada por mi estado físico, me dijo que pensara si seguir con la oposición. Eso fue lo que hice los días siguientes. Y pensar que no valía ni tenía capacidad para aprobar la oposición, para martirizarme y castigarme, como hacemos siempre.

Al poco tiempo, una vez olvidado el sofoco del suspenso, me puse delante de un espejo y pensé para mí misma: “Los sueños están para perseguirlos. Solo los que luchan hasta el final, los que permanecen fuertes antes las adversidades, consiguen sus éxitos sino, todo el mundo tendría éxito”. Y reflexioné hacia dónde quería ir. Me senté en una mesa y diseñé un plan para trabajar eficazmente el siguiente año. Sería el último año porque aprobé al siguiente. Seguí el plan que me había planteado con escrupulosa disciplina.

Aprobar la ejecutiva el primer año es muy difícil. Conozco a muy pocos que lo han conseguido. Lo habitual es tardar entre tres y (alguno he conocido) ocho años. Es una oposición del grupo A, el más alto, y eso, amig@s, en la Administración no se regala y menos con la responsabilidad que vais a adquirir cuando salgáis como Inspectores de la Academia.

A los que os habéis quedado por el camino, también a los que seguís, sentaros y diseñad una estrategia de probabilidades y un plan de estudio para ver en qué habéis fallado, qué tenéis que potenciar y en qué enfocaros para no fallar al año siguiente. Haceros un checklist de todo aquello que os pueda ayudar. Vamos a ello.

  • Las pruebas físicas ¿Soy una persona con cualidades físicas, habituada a hacer ejercicio? Sí. Entonces, céntrate en la preparación de esa prueba un mes y medio antes. Si no es así, vete acostumbrando a tu cuerpo poco a poco a las pruebas e intensifícalas según vaya viniendo el supuesto.

 

  • El tipo test. Aunque no lo creáis, es la prueba más difícil ¿Por qué? Porque la suspende el mayor porcentaje de personas. Es una cuestión matemática. Estudia las preguntas que preguntan en los test ¿El 80% de ellas son de la parte jurídica? Solo por probabilidad, tienes que centrarte en esa parte y no pretender abarcar todos los temas pues es imposible aprender todo perfectamente y llevar los temas al 100%. Céntrate en aquellos que suelen aparecen con más frecuencia.

Si te dicen que tienes tres mallas de fruta, una de naranjas, otra de peras y la tercera de fresas y sabes que una de las mallas, en concreto la de peras, contiene más fruta en buen estado y solo tienes dinero para comprar una de ellas, entonces ¿Qué harías? Escogerías aquella que por probabilidad te han dicho suele contener la fruta de mejor calidad. Lo mismo con el temario. Y haz preguntas de test de forma constante. Se aprende más de un error en una pregunta que leyéndote el temario 15 veces, pues te llevará más tiempo y la forma de asimilar los datos puros de interés no es la misma.

Si tu prueba de fuego es el test, practica las preguntas y anota por separado las que vas fallando para que no se te olviden.

 

  • El supuesto. Al contrario de lo que se pueda pensar, es una prueba que se supera con estrategia. Esta prueba no está para evaluar conocimiento, que también, pero eso ya os lo han exigido en el test. Evalúa capacidad de concisión, respuesta, rapidez, agilidad mental, decisión y salvar el factor sorpresa. Todas estas cualidades son necesarias en el futuro puesto que vais a desempeñar.

Tendréis que instruir atestados, como fue mi caso, en operativos con 65 detenidos, 10 registros simultáneos y coordinar a más de 100 agentes de policia de varios lugares de España en un operativo. Y solo tendréis 48 horas para la toma de las declaraciones por cada uno de los detenidos, documentar los registros, comparecencias de funcionarios, diligencias de informe, tramitación de detenidos, decidir su puesta o no en libertad,… Pensad ahora en lo que supone la prueba del supuesto en su comparación. Por eso se evalúan ese tipo de cualidades en el supuesto. La duda es mala consejera.

 

  • Por último, psicotécnicos y entrevista. También se entrena, se prepara, poco a poco. La entrevista, es aplicar sentido común ante una situación que os plantee el Tribunal entrevistador. No se os pide que sepáis solucionarla correctamente (cuando seáis Inspectores, sí) sino que apliquéis sentido común ante una situación que os puedan plantear, que contestéis a las preguntas con habilidad. Aunque puede parecer sencillo, no lo es, pero el sentido común y la capacidad de evaluar situaciones nuevas en pocos segundos, os va a sacar de muchas durante vuestra etapa profesional. Y esas sí que vienen cuando vienen y además, con vidas humanas de por medio.

El día que aprobéis para Inspectores, entenderéis el por qué de las exigencias en cada una de las pruebas. La oposición es un mínimo a todas las duras situaciones que os vais a encontrar después.

Por tanto, quiero que os levantéis del suelo, que os preguntéis qué es lo que queréis ser y que sigáis estos valiosos consejos. La fuerza de voluntad y la paciencia están en vuestro interior, conciliaros con ellas y confiad en vosotros mism@s.  La diferencia entre los que aprueban y los que se quedan por el camino es la constancia y una estrategia férrea de la que no nos podemos desviar. Es hora de diseñarla. Y confiad en quienes estamos ahí para ayudaros y guiaros en vuestro sueño, porque el trabajo y el mérito siempre será vuestro.

Ánimo, es hora de levantarse.

 

 

Silvia Barrera

  

Sin comentarios

Escribir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies